Misterios inexplicables y extraños del mundo

El extraño misterio del hombre de Taured

Estamos en julio de 1954; un día caluroso. Un hombre llega al aeropuerto de Tokio, Japón. Es de aparición de raza blanca y de aspecto convencional. Sin embargo los funcionarios sospechan del personaje.misterios-inexplicables-el-misterio-de-taured-en-enigmasymisteriosdelmundo-com

En el registro de su pasaporte ven que es oriundo de un país llamado Taured.

El pasaporte parecía correcto, excepto por el hecho de que no hay ningún país como Taured – bueno, al menos en nuestra dimensión-

El hombre es interrogado, después de un largo rato, el individuo pidió señalar donde se encontraba su país. Sin dudarlo el personaje señala Andorra, pero no de una manera muy convincente, ya que nunca ha oído hablar de Andorra y no entiende como su ciudad no aparece en ese mapa. 

Misterios inexplicables..después de revisar todo tipo de documentación histórica ya que el personajes insistía que pertenecía a Taured y que no era invención suya , se descubrió que Taured había existido durante más de 1.000 años!




Los funcionarios de aduanas le encontraron en posesión de dinero de diferentes países europeos, se suponía que había visitado todos estos países, ya que todo se encontraba en regla, hasta aparecía el sello de aduanas de otras visitas realizadas a Tokio, todo realmente extraño.misterios-inexplicables-y-ocultos-en-tokio-misterios-ocultos-en-enigmasymisteriosdelmundo-com

El personal de Aduanas quedo Desconcertado por tal dosis de información, y siguieron una especie de protocolo llevando al individuo a un hotel de la zona. La habitación quedo custodiada por dos guardas, que quedaron apostados delante de la puerta. misterios-inexplicables-en-tokio-misterios-ocultos-en-enigmasymisteriosdelmundo-com

Siguieron investigando los misterios inexplicables, como  la procedencia del individuo, tanto las empresas que decía pertenecer, después de confirmarlo con ellas  (no tenían conocimiento de que trabajasen para ellos), cosa que pareció muy extraña a los investigadores ya que el individuo llevaba gran cantidad de documentación que desmentían estas afirmaciones.

Se preguntó en la recepción del hotel en el que afirmaba tener una reserva, comprobando que por lo visto no era cierto ni tenían en el hotel conocimiento de este nuevo huésped.

Más tarde, cuando la habitación del hotel donde le encerraron se abrió para seguir interrogándole se encontró que esta estaba totalmente vacía, el hombre había desaparecido, muchas preguntas en estos misterios inexplicables.

La policía dejo patente que el individuo era imposible que se hubiese escapado por la venta, el edificio tenía varias alturas y era imposible su escape por las ventanas, por lo que no había otra salida que la puerta principal que estaba custodiada por 2 policias que afirmaron que no se movieron en ningún momento.

Nunca se le vio de nuevo, y el misterio nunca fue resuelto. Muchos sucesos similares al misterio de Taured han ocurrido antes y seguirán ocurriendo.

En 1851, un hombre en Frankfurt an der Oder Alemania , afirmó que era de un país llamado “Laxaria”, un estado que se encuentra en el continente de “Sakria”.




Otros misterios inexplicables, otro hombre que chapurreaba un idioma irreconocible, fue acusado de robar pan en París por en el año 1905. Él hombre no paraba de decir que era de “Lizbia”, y aunque el hombre no hablaba portugués ni reconoce a Portugal como su tierra natal en un mapa, las autoridades supusieron que lo que decía era una traducción  de Lisboa, la capital de Portugal y cerraron el caso.


Misterios inexplicables- El crimen de la granja de Hinterkaifeck

Uno de los misterios más extraños e inexplicables del crimen de todos los tiempos – El misterio Hinterkaifec

Esta es la historia impactante de los asesinatos de seis personas en una pequeña granja situada en Alemania, a pocos kilómetros del norte de Munich, fue el escenario de uno de los asesinatos más extraños de la historia, podríamos decir que aun hoy en día sigue siendo uno de los más recordados en Alemania.

En la noche del 31 de marzo de 1922, los seis habitantes de la granja murieron con una azada.

Misterios inexplicables, el asesinato de estas 6 víctimas sigue sin resolverse a día de hoy. Fueron asesinados todos los miembros de la familia (Andreas Gruber y su mujer Cäzilia , su hija viuda V. Gabriel y sus dos hijos la grande Cäzilia junior de casi ocho años y Josef  de 2 años (se rumoreaba que era el hijo de Viktoria y su padre Andreas , que tenían una relación incestuosa); además residía en la granja la criada que se encargaba del pequeño Josef ,María Baumgartner.misterios-inexplicables-en-la-granja-hinterkaifeck-misterios-ocultos-en-enigmasymisteriosdelmundo-com

La familia vivió en Gruber Hinterkaifeck, que estaba situado al lado de un bosque. María era nuevo en las labores de la granja, siempre pensó que la finca estaba embrujada por un demonio.

¡Cosas extrañas que ocurrieron en este misterioso suceso inexplicable!

Unos días antes del crimen, el granjero Andreas Gruber dijo a sus vecinos que había descubierto unas huellas en la nieve que llevagan desde el borde del bosque hasta la granja, pero no le hicieron mucho caso.

También habló sobre los ruidos que escuchaba de pasos en el piso. Por otra parte, las llaves de la casa se perdieron varios días antes de los asesinatos, pero nada de esto se informó a la policía.

En la noche del 31 de marzo de 1922, alguien se las arregló para atraer a 4 de los miembros de la familia hacia el granero para después ser asesinados con un  mango de un hacha.

El asesino a continuación, entró en la casa donde mato al resto de la familia (al pequeño Josef, que estaba durmiendo en su cuna en la habitación de su madre, así como a la nueva criada, Maria Baumgartner, que dormía plácidamente en su dormitorio.

La autopsia reveló que el joven Cäzilia hubiera estado vivo durante bastante tiempo después de ser atacado, rasgando su propio pelo para mantenerse el máximo tiempo posible consciente. El asesino a continuación  mató a José y María en sus camas.




La gente del pueblo se dio cuenta de lo ocurrido cuanto noto en falta a la familia durante varios días además de que el joven Cäzilia no había asistido a la escuela, cosa poco habitual.

Los vecinos fueron a comprobar y descubrieron los cuerpos. Después de extensas investigaciones de la policía, no se encontró un posible sospechoso. misterios-inexplicables-en-la-granja-hinterkaifeck-misterios-ocultos-en-enigmasymisteriosdelmundo-com

Además nos encontramos ante uno de los misterios inexplicables de La teoría del “intruso”.

Una teoría aterradora sobre los asesinatos, es que alguien se pudo haber colado en la casa, viviendo sin ser descubierto en el piso de arriba durante varios días y luego salió y asesino a todos los ocupantes de la casa.

 

Misterios inexplicables…para ampliar aún más esta teoría, en los días que ocurrió todo los vecinos informaron de que habían visto salir humo de las chimeneas y al parecer también se encargó de alimentar al ganado. Por lo tanto parecía como si alguien se hubiera quedado durante varios días después de los asesinatos y se encargó de cuidar la granja como si fuese suya…. Todo un misterio inexplicable.


Misterios inexplicables de Roland T. Owen, y el horror en la habitación 1046

En Kansas City, Missouri, en la tarde del 2 de enero de 1935, un hombre entró en el hotel President y pidió una habitación . No llevaba equipaje. Firmó el registro como “Roland T. Owen,” de Los Ángeles, y pagó por la estancia de un solo día. Fue descrito como un hombre joven , alto y con una voz ronca, con una oreja de coliflor y una gran cicatriz en el lado de la cabeza. Se le dio la habitación 1046.misterios-inexplicables-todo-sobre-los-misterios-ocultos-en-enigmasymisteriosdelmundo-com

En el camino a su habitación, Owen dijo el botones, Randolph Propst, que había pensado originalmente para registrarse en el hotel Muehlebach, pero se desanimo por el alto precio de las habitaciones ( $ 5 por noche).

Cuando llegaron a la habitación 1046, Owen tomó un peine, cepillo y pasta de dientes del bolsillo de su abrigo y las colocó en el cuarto de baño. Luego, la pareja volvió a salir de la sala, donde el botones cerró la puerta. Owen le dio la llave, después de lo cual el nuevo invitado salió del hotel y el botones volvió a sus tareas habituales.

Más tarde ese mismo día, una criada fue a limpiar la habitación 1046, Owen estaba dentro y dejo que la limpiadora hiciese su trabajo, le dijo que no cerrase la puerta ya que estaba a la espera de que llegase  en breve un amigo. Se dio cuenta de que las persianas estaban totalmente cerradas, con sólo una pequeña lámpara para proporcionar la iluminación justa y necesaria. Más tarde dijo a la policía que Owen parecía nervioso, incluso con miedo. Mientras limpiaba, Owen se puso el abrigo y se fue, recordando que la muchacha no cerrara la puerta.

Alrededor de las 4 de la tarde, la limpiadora regresó a la habitación 1046 con toallas limpias. La puerta seguía abierta y con la misma iluminación . Owen estaba tumbado en la cama, completamente vestido. Ella vio una nota sobre la mesa que decía: “Don, estará de vuelta en quince minutos. Espere.”misterios-inexplicables-en-el-hotel-president-misterio-en-la-habitacion-1406-en-enigmasymisteriosdelmundo-com

Misterios inexplicables..lo siguiente que sabemos de los movimientos de Owen, no fue hasta la mañana siguiente sobre las 10:30, cuando la limpieza vino a realizar el servicio matutino de limpieza y cambio de toallas. La limpiadora  abrió la puerta con una clave de acceso (algo que sólo podía hacer si la puerta estaba cerrada desde el exterior.) Cuando entró encontró a Owen sentado en silencio en una silla, mirando en la oscuridad. Este incómodo momento fue roto por el sonido del teléfono, Owen contestó…después de escuchar por un momento, dijo, “No, Don, no quiero comer. No tengo hambre acabo de desayunar … Después de colgar, por alguna razón comenzó interrogando a la criada sobre el hotel President y sus deberes allí. Repitió su queja sobre los altos precios del Muehlebach.

La criada terminó ordenando la habitación, tomó las toallas usadas, y se fue, sin duda feliz de dejar a este extraño inquilino.





MISTERIOS INEXPLICABLES EN LA HABITACIÓN 1406

Por la tarde, se fue de nuevo a la habitación 1046 con toallas limpias. Fuera de la puerta, oyó dos hombres hablando. Llamó a la puerta, y explicó por qué estaba allí. Una voz desconocida respondió con aspereza que no necesitamos ni toallas ni nada. La criada se encogió de hombros para sí misma y se fue.

misterios-inexplicables-en-el-hotel-president-misterios-ocultos-en-enigmasymisteriosdelmundo-comMás tarde ese mismo día, se alojo un nuevo huésped sr. Jean Owen (sin relación con Roland). Desde su llegada no pararon de recibirse quejas de fuertes sonidos, voces masculinas y femeninas que discuten violentamente en la habitación contigua.

Se debatió llamar a la recepcionista, pero decidió no hacerlo.

Charles Blocher, el operador del ascensor del turno de noche, también notó una actividad inusual esa noche. No era lo que él supuso una noche de pareja de la habitación 1055. Algún tiempo después de la medianoche, tomó a una mujer a la 10ª planta. Ella estaba buscando la habitación 1026. La había visto por el hotel en numerosas ocasiones, según dijo el mismo discretamente “una mujer que frecuenta el hotel con diferentes hombres en diferentes habitaciones.”

Unos minutos más tarde, se le dio luz verde para volver a la planta 10. La mujer estaba preocupada porque el hombre que había quedado con ella no había aparecido. Al ser incapaz de ayudarla, Blocher volvió a bajar. Una media hora más tarde, la mujer lo llamó de nuevo para llevarla hasta el vestíbulo.

Alrededor de una hora después, ella regresó al ascensor con un hombre. Blocher los llevó a la 9ª planta. Alrededor de las 4 am la mujer salió del hotel, quince minutos más tarde salía el hombre. Esta pareja nunca fue identificada, y se desconoce lo que, en todo caso, tenían que ver con Owen y la habitación 1046.

A las 11 pm esa misma noche, un trabajador de la ciudad llamado Robert Lane, conducía por una calle del centro cuando vio a un hombre corriendo por la acera. Estaba desconcertado al ver que en esta noche de invierno, el desconocido sólo llevaba pantalones y una camiseta.

El hombre agitó las manos para hacerse ver, pensando que era un taxista. Cuando vio su error, se disculpó y le preguntó si podía llevarlo a algún lugar donde podría conseguir un taxi. Parece que vienes de la guerra, el hombre asintió con la cabeza y gruñó “Voy a matar a ese [improperio suprimido discretamente en los informes periódicos] mañana.” Misterios inexplicables

Cuando llegaron a su destino, el hombre dio las gracias a Lane, a continuación, salió del coche y paró un taxi y se marchó, sin tener idea de que él sólo había jugado un papel menor en uno de los misterios más extraños de asesinato de su ciudad.

Alrededor de las 7 de la mañana del siguiente día, el operador telefónico del President se dio cuenta de que el teléfono en la habitación 1046 estaba descolgado. Después de tres horas habían pasado sin que nadie cogiera el teléfono, envió a Randolph Propst para averiguar que pasaba.

El botones encontró la puerta cerrada, con un “No molestar”. Cuando llamó, después de un momento oyó una voz que le dice puede entrar, cuando intentó abrir la puerta, se encontró con que todavía estaba cerrada. Volvió a llamar, después de un par de minutos de golpear la puerta, Propst finalmente gritó: “Pon el teléfono en el gancho!” Y se fue, moviendo la cabeza en lo que supuso que el huésped estaba  borracho o loco de atar.

Una hora y media más tarde, el operador vio el teléfono todavía descolgado. Ella envió a otro botones, Harold Pike, para tratar con el problema. Pike encontró la habitación 1046 bloqueada. Utilizo su clave de acceso para abrir la puerta, lo que demuestra que de nuevo había sido bloqueada desde el exterior. En la penumbra, él fue capaz de ver que Owen estaba tumbado en la cama desnudo. La mesita del teléfono había sido derribado, y el teléfono estaba en el suelo….el botones lo arregla todo y se marcha.

Misterios inexplicables al igual que Propst, asumió que el huésped era un borracho o un loco. Se fue sin molestarse en comprobar el estado de Owen  desde más cerca.

Poco antes de las 11 de la mañana, otro operador de teléfono  se dio cuenta de que el teléfono de la 1046 estaba de nuevo sin funcionar. Una vez más, Propst fue enviado a la habitación. Encontró el “No molestar” todavía en la puerta. Después de que sus golpes no obtuvieron respuesta, abrió la puerta con su clave de acceso y entró.

El botones encontró algo mucho peor que la mera intoxicación. Owen, todavía desnudo, se puso en cuclillas en el suelo, con la cabeza ensangrentada en sus manos. Cuando Propst encendió la luz, vio más sangre en las paredes y en el baño. El botones asustado salió corriendo y se lo dijo al asistente del gerente, quien llamó a la policía.

Cosas terribles- misterios inexplicables

Los agentes comprobaron que alrededor de seis o siete horas antes, alguien había hecho cosas terribles a Roland Owen.

Le habían atado y apuñalado en repetidas ocasiones. Su cráneo estaba fracturado de varios golpes salvajes. Su cuello estaba magullado, lo que sugiere que había sido estrangulado. La sangre estaba por todas partes.

Esta pequeña habitación de hotel se había convertido en una cámara de tortura. Cuando se le preguntó acerca de lo que había sucedido, el semiconsciente Owen solamente murmuró, “me caí en  en la bañera.”

Una búsqueda por toda la habitación, no se encontró una sola prenda de ropa en cualquier parte,incluso los utensilios del hotel, jabon toallas, habían desaparecido.. Todo lo que encontraron fue una etiqueta de una corbata, un cigarrillo sin fumar, cuatro huellas de sangre en una pantalla, y una horquilla. Un empleado del hotel informó que se encontraron varias horas antes de Owen, que había visto a un hombre y una mujer salir del hotel a toda prisa. No había ninguna duda de que, en palabras de uno de los detectives, “alguien está metido en esto.”




Mientras que Owen estaba siendo trasladado al hospital, cayó en coma. Murió más tarde esa misma noche.

Mientras tanto, los investigadores  dan por hecho de que no era un asesinato común. Misterios inexplicables, la policía de Los Angeles no encontró ningún documento de ningún tipo de Roland T. Owen, lo que condujo a la hipótesis de que la víctima había dado un nombre falso o utilizaba  un seudónimo.  Una mujer anónima llamó a la policía la noche de la muerte de Owen, diciendo que pensaba que el muerto vivía en Clinton, Missouri.

El cuerpo de Owen fue llevado a una funeraria, donde se mostro al público con la esperanza de que alguien lo pudiese reconocer.

 Entre los visitantes fue Robert Lane, quien lo identificó como el hombre peculiar que había visto en la noche del 3 de enero, varios camareros testificaron ver a un hombre con la descripción de Owen en compañía de dos mujeres. La policía también descubrió que la noche anterior se registraba en el President Hotel, un hombre parecido a su descripción, dando su nombre como “Eugene de K. Scott” de Los Ángeles a la hora de registrarse. Como era de esperar, no hay rastro de nadie con ese nombre. Anteriormente, Owen / Scott se había alojado en otro hotel de Kansas City, el St. Regis, en compañía de un hombre que nunca fue identificado.

 ¿Era el hombre que estaba allí con la prostituta? ¿Era la extraña voz que le había dicho a la muchacha no molestar al traer las toallas limpias?  Era “Don” el hombre que había estado en el St. Regis con él? Todas las excelentes preguntas, que no estaban destinados a ser respondidas.

Nueve días más tarde nuevos misterios inexplicables:

Nueve días después de  que Owen muriese, un promotor de lucha libre llamado Tony Bernardi identificó al hombre muerto como alguien que le había visitado varias semanas antes de inscribirse en combates de lucha libre. Bernardi dijo que el hombre se identificó como “Cecil Werner.”

Mientras todo esto estableció que “Roland Owen” era un hombre muy peculiar, nada de eso era la más mínima ayuda en el descubrimiento de su verdadera identidad, y mucho menos el nombre de su asesino. La horquilla de mujer que se encontró en su habitación, además de las voces femeninas y masculinas  de enfado y Jean Owen había oído hablar llevó a que el asesinato provino de un “triángulo amoroso”, pero para el resto del mundo solo fue una mera especulación.

La policía cerro el caso de su muerte como uno de los misterios sin resolver, y sobre el mes de marzo, se hicieron los preparativos para enterrar el John Doe en una tumba sin nombre.

Sin embargo, antes de que Owen fuese llevado a la fosa común de la ciudad, el jefe de la funeraria encargada del cuerpo recibió una llamada telefónica anónima. El hombre pidió que el entierro se retrasará hasta que recibiese el dinero que iba a enviar para cubrir los costes del entierro decente. La persona que llamó dijo que “Roland T. Owen” era el nombre real del hombre muerto, y que Owen había estado comprometido con su hermana.misterios-inexplicables-todo-sobre-los-misterios-ocultos-en-enigmasymisteriosdelmundo-com

El director de la funeraria dijo que el misterioso benefactor le dijo que la policía estába en el camino equivocado de nuevo un dato importante en estos misterios inexplicables.

Poco después, el dinero llegó a través de la entrega especial de correo de nuevo de forma anónima y Owen finalmente fue enterrado en el cementerio del parque conmemorativo. Nadie asistió al entierro salvo un puñado de detectives, otro de los detalles curiosos es que se envio también dinero a una florista ( un ramo de rosas para la tumba, esto fue acompañado por una tarjeta que decía: “Amor por siempre-Louise.”

El caso Owen sumió en el olvido hasta finales de 1936, cuando una mujer llamada Eleanor Ogletree tuvo conocimiento en la revista “American Weekly.” Ella pensó que la descripción dada de “Owen” coincidía con la de su hermano desaparecido Artemus.

Los Ogletrees no lo habían visto desde que salió de su casa en Birmingham, Alabama, en abril de 1934 para “ver el país.” Su madre Ruby no había sabido nada de él salvo unas cartas escritas a máquina.

La primera de estas notas llegó en la primavera de 1935, varios meses después de que “Owen” muriese. Sra. Ogletree más tarde dijo que era sospechoso de estas cartas desde el principio, ya que su hijo no sabía escribir. La última carta dijo que estaba viajando por Europa.




Varios meses después de la última carta, ella recibió una llamada telefónica de un hombre que se hazo llamar “Jordan. “Jordan”, dijo que Artemus había salvado la vida en Egipto, y que su hijo se había casado con una mujer rica en el Cairo. Cuando la señora Ogletree le muestra una foto de “Owen,” ella inmediatamente reconoció al hombre muerto como su hijo desaparecido. Tenía sólo 17 años cuando murió.

Los Misterios inexplicables ocurridos en el hotel President conmocionaron a todos

El muerto había sido finalmente identificado. Este es uno de esos asesinatos sin resolver irritantes que no es más que un montón de preguntas que han quedado en un lío irremediablemente enredado.

¿Por qué se Artemus Ogletree utilizando varios nombres falsos? ¿Qué estaba haciendo en Kansas City? ¿Quién lo mató y por qué? ¿Quién era “Louise?” ¿Quién fue “Jordan?” ¿Quién envió el dinero para pagar el funeral de Ogletree?

¿Quién realmente escribió esas cartas a Ruby Ogletree? En el nombre de Dios que es lo que sucedió en la habitación 1046?.

Es casi seguro que nunca lo sabremos. La investigación sobre la muerte de Ogletree se volvió a abrir brevemente en 1937, después de que los detectives notaron similitudes entre su asesinato y el asesinato de un joven en Nueva York, pero esto tampoco llego a ninguna parte.

Misterios inexplicables como este caso se han mantenido en la oscuridad fría desde entonces, a excepción de un extraño incidente hace unos diez años.

Este epílogo de la historia fue relatada en 2012 por John Horner, un bibliotecario en la Biblioteca Pública de Kansas City, que ha realizado una amplia investigación en el misterio Ogletree. Un día en 2003 o en 2004, alguien de fuera del estado llamó la biblioteca para preguntar sobre el caso.

Esta persona que llama, que no dio su nombre, dijo que habían pasado recientemente por las pertenencias de alguien que había muerto recientemente. Entre estos objetos había  una caja que contiene viejos recortes de periódico sobre el asesinato. Esta persona que llama mencionó que esta caja también contenía “algo” que no se había mencionado en los informes. La persona que llamo no se quiso identificar.. Sin duda uno de los misterios inexplicables más extraños ocurridos en un Hotel.